Acusativo en esperanto (I): el complemento directo

Vamos a empezar a conocer el acusativo, una de las piezas clave del esperanto y que se representa con la terminación ‒n. Dicho esto, avanti:

El acusativo es lo que llamamos complemento directo en castellano, quien recibe la acción del verbo:

» Mi manĝas fiŝojn (yo como peces) [¿Qué comes? PECES]
» Mi aĉetas florojn (yo compro flores) [¿Qué compras? FLORES]
» Mi vidis la domon (yo vi la casa) [¿Qué viste? LA CASA]
» Mi havas bonan amikon (yo tengo un buen amigo) [¿Qué tienes? UN BUEN AMIGO]
» Mi amas lin (yo lo amo [a él]) [¿A quién amas? A ÉL]
» Mi amas ŝin (yo la quiero [a ella]) [¿A quién quieres? A ELLA]
» Mi manĝis la hundon (me comí al perro) [¿A quién te comiste? AL PERRO]

En castellano, nos demos cuenta o no, identificamos el complemento directo por el orden de las palabras o con pronombres que tienen esta función. En esperanto únicamente tenemos la terminación ‒n, y nos olvidamos así de todo lo demás:

MI VOLAS TION
   = Yo quiero eso (pero no por ejemplo "yo eso quiero")
   = Yo lo quiero (pero no por ejemplo "yo quiero lo")

Sin embargo, a los hispanohablantes les puede costar un poco acostumbrarse al principio, ya que en castellano no marcamos de manera tan evidente el complemento directo como en esperanto o alemán por ejemplo.

 

En la siguiente lección veremos que hay verbos sin ‒n. Y poco a poco iremos viendo que el acusativo dota al esperanto de ventajas expresivas y de abreviación.

Imprimir

2 Comments

  1. Roberto Rdz said:

    Me ha servido de mucho, la explicación es clara y concisa.

    Llevo varios días tratando de entender el acusativo, afortunadamente me acabo de dar cuenta que todas mis otras dudas del esperanto eran a raíz de esto

    Muchas gracias

    6 mayo 2017
    Reply
    • Enric Baltasar said:

      De nada, Roberto!
      El acusativo al principio puede darnos inseguridad o hacernos dudar del idioma, pero se pasa 🙂

      7 mayo 2017
      Reply

Deja un comentario