Categoría: Escritos

Deseo confesar el silencio, pero el silencio es inconfesable. En ocasiones, mis cuentos perdidos tocan tocan tocan, galopando, la náufraga brisa roja del escenario. Y me oigo mirar, en miradas…

He perdido tu voz. Miento. Me la arrancaste. Hoy escuchaba, de paso o de vuelta, a un psicólogo documentando a tres muros de Berlín la raíz del comportamiento indeseable de…