Una felicitación inesperada

He vuelto a casa después de ir a hacer un poco de ejercicio y, un rato después, he encendido el ordenador. Al abrir Facebook, me he encontrado con el siguiente mensaje:

Cada vez que entro al sitio web de VEA, vuelvo a ilusionarme con el proyecto de la lengua esperanto. Rememoro cada momento de mi aprendizaje hasta la actualidad, contemplando las fotos de cada una de las actividades que has ido organizando. Fotos que serán la esperanza de futuros esperantistas, quienes en su busca desesperada de una prueba de que el esperanto existe más que en los libros e Internet, se sentirán encorajados en su camino hacia el perfeccionamiento de su dominio del idioma. Y luego pienso en ti, en el creador de ese sitio y de VEA mismo, cuyo árduo y constante trabajo ha hecho posible este cambio revolucionario, patente en diversos lugares y de diversas maneras, además de muchos más que aun están por llegar. No puedo más que felicitarte y alentarte para que sigas haciendo aquello que te ayude a llegar donde te guían tus ideales, y para que sigas haciendo un trabajo excelente como lo has hecho hasta ahora. Ya no el movimiento esperantista, sino la humanidad, necesita gente tan entusiasta y con las ideas tan claras como tú. ¡Enhorabuena!

― José Luis Torres

Gracias 🙂

Imprimir

Un comentario

  1. ana maria said:

    Muy bueno, seguro que te lo mereces.
    Un abrazo,
    Ana

    28 septiembre 2015
    Reply

Deja un comentario