Pedro Salinas en esperanto: para vivir no quiero

Este es el primer poema de Salinas que leí, y también el primero que traduje:

ÂżTe echo una mano con el esperanto?
Agéndame una videollamada de 15 minutos aquí y vemos cómo puedo ayudarte.
[14]
Por la vivo mi ne volas
insulojn, palacojn, turojn.
Kiel pleja Äťojo alta:
la vivo en la pronomoj!

Ekdemetu jam la vestojn
la signojn kaj portretojn;
mi ne tiel volas vin,
vestita en aliulon,
de io ĉiam filin’.
Vol’ pri vi: libera, pura,
en neredukteblo: vi.
Mi scias: kiam alvokos
mi vin inter ĉiuj gentoj
de la mondo,
ja nure vi estos vi.
Kaj onte al la demando
pri la alvokant-idento,
jen kiu vin lia volas,
mi enterigos la nomojn,
la surskribojn, historion.
Mi rompanta estos ĉion
kion al mi surĵetita
eĉ antaĹ­ ol la naskiÄť’.
Kaj denove nekonato
eterna de senvestiÄťo,
de la petro, de la mondo,
al vi dir’:
“Mi vin amas, kaj jen mi”.
[14]
Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!

QuĂ­tate ya los trajes,
las señas, los retratos;
yo no te quiero asĂ­,
disfrazada de otra,
hija siempre de algo.
Te quiero pura, libre,
irreductible: tĂş.
SĂ© que cuando te llame
entre todas las gentes
del mundo,
sólo tú serás tú.
Y cuando me preguntes
quién es el que te llama,
el que te quiere suya,
enterraré los nombres,
los rĂłtulos, la historia.
Iré rompiendo todo
lo que encima me echaron
desde antes de nacer.
Y vuelto ya al anĂłnimo
eterno del desnudo,
de la piedra, del mundo,
te diré:
«Yo te quiero, soy yo».

La primera estrofa es puro placer.

ÂżTe echo una mano con el esperanto?
Agéndame una videollamada de 15 minutos aquí y vemos cómo puedo ayudarte.
ÂżTe echo una mano con el esperanto?
Agéndame una videollamada de 15 minutos aquí y vemos cómo puedo ayudarte.

SĂ© el primero en comentar

Deja un comentario