¿Dónde está toda la cultura del esperanto?

He visto a mucha gente caérsele la baba hablando de cuánta cultura tiene el esperanto, por ejemplo usándolo como un argumento periférico para que alguien empiece a aprenderlo, en ocasiones incluso he oído decir que es una de las cien lenguas con más cultura del esperanto (¿Fuente? Aunque tomando como variable la cantidad de hablantes, podría tener sentido, al igual que de este modo podríamos posicionar al catalán como una de las lenguas más activas de la red). Yo mismo a veces pequé de ingenuo, pero es que es cierto: existe muchísima cultura… solo que es invisible (¿Cultura fantasma?), a veces incluso para sus propios hablantes.

Sí, invisible: nuestra cultura rebosa por el mundo, pero no se puede tocar, no se puede apreciar, a menos que vayas a algún museo de esperanto y te encuentres delante de cientos, de miles, de decenas de miles de artículos de todo tipo. Mi primera ‒y desgraciadamente última‒ vez fue hace unos pocos años cuando, aprovechando la programación de Barcelona del Día del Esperanto, fui con un amigo al Museo de Subirats y, mientras estaba allí, alguien me dijo Sembla que t’estigues correguent (parece que te estés corriendo). ¡Y lo estaba, solo que de un modo distinto! Fue una de esas experiencias arrolladoras que, de algún modo, te cambian. Era como tocar un argumento, como tocar una razón viva y colosal.

cultura-esperanto
Venta de libros en un encuentro internacional

Bajando de la nube, o de la nostalgia, a lo que voy es a que no somos creíbles, porque lo que contamos y la experiencia personal que se pueda experimentar suelen ser contradictorios. Por ejemplo, si buscas en Internet poesía en esperanto, lo máximo que encontrarás serán uno o dos poemas malos o páginas muy viejas que apabullan. Así que tengo dos lecciones para nuestro movimiento:

  • Lección 1: los que no hablan esperanto no buscan en esperanto, ya sea poemas esperanto o esperanto murcia.
  • Lección 2: lo que no está en Internet, y además se puede encontrar fácilmente, no existe.

Si queremos resultar creíbles, debemos alinear nuestro relato con la realidad aparente demostrable, preferiblemente alterando lo segundo. Un buen ejemplo es la página Autores de lengua española traducidos al esperanto, de la federación española. Pero esto no es para nada suficiente:

  • Objetivo 1: debemos aparecer en los medios que usa nuestra audiencia, principalmente Google, y en la lengua nacional.
  • Objetivo 2: tenemos que responder a todas las preguntas:
    No existe cultura en esperanto / El esperanto no puede tener cultura
    Toda la cultura del esperanto es traducida / No existe cultura original en esperanto
  • Objetivo 3: desde hace tiempo estoy convencido de que necesitamos crear servicios centralizados, dado que todo el material está desperdigado y sin orden, y también necesitamos incluso un pequeño equipo de personas.

Mi primera contribución a este caso de ejemplo fue hace más de un año, cuando creé el proyecto Poemoj.net. Se trata de un portal de poesía en esperanto en el que recopilar (de otros sitios o transcribiendo, enlazando vídeos…), colaborar libremente, clasificar (año, tema, autor, orignal/traducido…), crear comunidad, tener en cuenta las lenguas nacionales, ofrecer un aspecto moderno y enseñar cómo escribir poemas, entre otros.

El proyecto desde hace algún tiempo está parado porque los dos colaboradores que estábamos tuvimos que dedicarnos a otras cuestiones, pero hace poco una persona se interesó y creé una mejor guía sobre cómo ir añadiendo material. Si tú quieres participar, te invito a enviarme un correo.

A modo de comentario final, decir que me resulta patético que un idioma con pretensión universal no cuente con un solo artículo en Internet en el que te expliquen cómo medir sílabas en poesía, sino que tienes que comprarte un libro que te recomiendan, esperar dos semanas a que te llegue y después de leértelo descubrir que tienes que adivinar tú cómo se cuentan. Hay que aceptarlo y transformar esa situación.

Imprimir

One Comment

  1. Absolutament, Enric.
    Un gran problema de les associacions i clubs d’esperanto és que no fan una bona propaganda de la llengua, i moltes vegades hi han pàgines antigues o obsoletes, que no li fan cap favor a la pròpia Associació o Club.

    L’article està molt bé, gràcies per publicar-ho.

    9 julio 2016
    Reply

Deja un comentario