Dime que sabes volar

Regálame algo inútil, dime «te quiero» cuando no debes hacerlo. Acosa mi piel con fiereza y despiértame en medio de la noche; perjudica seriamente mi salud. Tira el despertador y vende la nevera. Por favor, dime que sabes volar.

Este texto que acabas de escuchar, que he transcrito, estaba enfrascado en una nota de audio anónima que me llegó por casualidad. Cuando la escuché, por alguna razón me causó un gran impacto, y más al hallarme ante la imposibilidad de saber acerca de su autoría; no por nada, sino por formular una pregunta.

Cuando le comenté a quien me lo envió, un amigo, que me encantaba, este me dijo que no entendía el texto. Así que, para esclarecer el contenido, me he tomado la libertad de realizar una explicación:

  • Regálame algo inútil, dime «te quiero» cuando no debes hacerlo. […]
    Son muestras de amor y atención.
  • […] acosa mi piel con fiereza y despiértame en medio de la noche; perjudica seriamente mi salud. Tira el despertador y vende la nevera. […]
    Entiéndase como “quiero que estés conmigo, cuando te necesite y cuando no, y que te centres en mí”.
    Lo de la nevera da pie a más de una posible interpretación, a mi parecer.
  • […] Por favor, dime que sabes volar.
    Interprétese como “espero que seas (y actúes) así”.

Me imagino que era solo la última parte la que no entendía, pero así ya está explicado para los más despistados.

Es posible que alguien piense que esta es demasiada atención para dos simples líneas pero, como dice el refranero popular, lo breve si bueno dos veces bueno.

Imprimir

Sé el primero en comentar

    Deja un comentario